FIGURAS DEL TOREO

 

ANTONIO JOSÉ GALÁN         


            El día 12 de agosto de 2001 falleció en accidente de tráfico, cuando regresaba de Bayona  de acompañar a su hijo que había ido a torear a esta ciudad francesa, el matador de toros ANTONIO JOSÉ GALÁN. En este accidente falleció también el banderillero Curro Losada. Su hijo David Galán resultó ileso, y el mozo de espadas “Antoñín” Galán y el otro banderillero de la cuadrilla Álvaro Núñez, resultaron heridos de cierta consideración.
 

            A continuación vamos a hacer un breve recorrido por la carrera profesional de Antonio José Galán destacando los hechos más importantes sucedidos durante la misma:
 
            Antonio José Galán nace en Bujalance (Córdoba) el día 14 de noviembre de 1.948 y de pequeño se traslada junto a su familia a vivir a Fuengirola. Vistió por primera vez el traje de luces en la plaza de toros de Mijas. Se presenta con picadores en Fuengirola el día 7 de octubre de 1.969 junto a Curro Claros y Raúl Aranda como compañeros de terna y con astados de la ganadería de Carmen Ordóñez. En la temporada de 1.970 se situó como líder del escalafón novilleril con 57 paseíllos triunfando ese año en Sevilla. El día 28 de mayo hizo su presentación en Madrid alternando con Raúl Aranda y el colombiano Germán Ureña.  
 

            Se doctoró el día 9 de mayo de 1.971 en la plaza de toros de Málaga de manos de Miguel Márquez y con El Puno como testigo de la ceremonia y un encierro de Manuel Álvarez al que le cortó dos orejas. El día 16 de mayo de 1.972 confirma la alternativa en la plaza de Las Ventas de Madrid con Miguel Mateo “Miguelín” y Curro Romero, y con el toro de nombre “Tejero” perteneciente a la ganadería de Samuel Flores. En este mismo año sufrió una grave cornada en la plaza de toros de Ávila. El día 19 de enero de 1.975 confirma en la plaza de México. Las temporadas de 1.973 a 1.976 fueron las mejores de su carrera toreando un alto número de corridas de toros en todas ellas y con grandes triunfos en plazas de gran importancia. En las ciudades de Bilbao y Pamplona fue un auténtico ídolo. En los años 1.973 y 1.974 recibió dos grandes cornadas y a partir de entonces no pasaba de los diez festejos en España. Vistió de luces por última vez en la plaza de Fuengirola el 11 de octubre de 1.992 acompañado por Enrique Ponce y Jesulín de Ubrique.

 
            Antonio José Galán también toreó en Huéscar, fue el día 9 de junio de 1.984, en la primera corrida de toros que se daba en Huéscar en la historia del toreo. Compartía cartel con el caballero rejoneador D. Manuel Vidrié y el matador de  toros de Colombia Humberto de Irazabal “Quinito II”, con ganado de la prestigiosa ganadería de Jandilla. Yo que tuve la suerte de poder estar con él antes y después del festejo os puedo asegurar que era un “loco” genial.
            Vestido de luces intentaba destacar siempre de entre los demás, para eso tenía que ser y era diferente. Conectaba con la grada con mucha facilidad, era poseedor de un enorme valor y nunca se dejaba ganar la pelea en el ruedo. Una de sus particulares “locuras” era la de entrar a matar sin la muleta, solo con la espada, de un pequeño salto se encunaba entre las astas, en la testuz del animal, al mismo tiempo que introducía la espada. De esta forma tan peculiar y personal mató mas de doscientos toros sufriendo también en alguna ocasión alguna cornada, por cierto que durante su carrera sufrió catorce algunas de ellas muy graves.
 
            Como persona, lo recuerdo con su característico sombrero, su camisa de flores y un puro. Estaba dispuesto a hacer todo lo que fuese necesario para llegar a un acuerdo económico con la empresa, porque desgraciadamente la tarde de la corrida de toros en nuestra localidad hubo poca asistencia de público. Pero lo que más me impactó de él fue su talante campechano y su sencillez, y sobre todo sus ganas de vivir y de pasarlo bien.
 
            Desde estas líneas he querido rendir un pequeño homenaje al maestro Antonio José Galán. También quiero trasladar desde aquí, tanto a su familia como a la familia del banderillero Curro Losada, mi más sentido pesar.
A. Marín

 

 

Algunas secuencias de la trayectoria profesional

 de este peculiar torero.