BRINDIS AL CIELO
EDICIÓN NÚMERO IV


 

      Es para mí una gran satisfacción no dedicar este apartado a ningún socio ni amigo de la Peña “Tendido Cero”.

Quiero dedicárselo a Miguel Mateo “Miguelín” fallecido el pasado año. Fue un gran torero y yo tuve el honor de compartir con el una charla el día que toreó en Huéscar en la feria de 1970. En este festejo compartió cartel con Santiago López y José Fuentes.

     A continuación reseño una breve biografía de su carrera taurina.

  

Miguel Mateo Salcedo “Miguelín” nació en Murcia el día 19 de marzo de 1.939. Desde muy joven comienza a formar parte en festivales y novilladas sin picadores desarrollando principalmente esta actividad por plazas gaditanas. El día 10 de abril de 1.955 torea en Algeciras, su patria chica adoptiva, por primera vez con picadores. El día 31 de Marzo de 1.957 hace su presentación en Madrid para estoquear ganado de José Matías Bernardos en unión de Fermín Murillo y Luis Segura donde corta una oreja. En 1.958 toma la alternativa en Murcia, el 9 de septiembre, de manos de Luís Miguel Dominguín quien en presencia de César Girón le cede el toro “Plateresco” de Francisco Galache.

El día 30 de marzo de 1.959 sufre una fractura de brazo por lo que tiene que retrasar su confirmación de alternativa al día 24 de abril de 1.960. Esta se produce al cederle Gregorio Sánchez en presencia de Antonio Cobo la muerte del toro “Tajadoso” de la divisa de Juan Cobaleda.

El día 18 de mayo de 1.968 se arroja de espontáneo en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, vestido de calle, y sin nada más en las manos, para acariciar el testuz y juguetear con los pitones del toro de la ganadería de Soledad Escribano de Bohórquez que en esos momentos lidiaba Manuel Benítez “El Cordobés”. Como consecuencia de este acto fue detenido durante veinticuatro horas y tuvo que pagar una multa de cuarenta mil pesetas. En este festejo actuaban además de “El Cordobés”, Julio Aparicio y Diego Puerta
 

En el año 1.973 tuvo una caída de un caballo y por lo cual esa temporada no se vistió ninguna tarde de luces, reapareciendo al año siguiente.

Su último paseíllo en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid lo hizo el día 24 de mayo de 1.975 en la feria de San Isidro.

La última vez que viste de luces tiene lugar el día 30 de septiembre de 1.979 en Granada junto a Manuel Benítez “El Cordobés” y Juan Antonio Ruiz “Espartaco” con astados de Salvador y Antonio Gavira uno de Murube y otro de Sánchez Dalp. Vistió de verde y oro.
 

     Durante las temporadas que estuvo en activo como matador de toros lidió un total de quinientas cincuenta y cuatro corridas de toros.

 

         Va por ti.

 

MARCOS FERNÁNDEZ ARIAS