BRINDIS AL CIELO
   

  

En el transcurso del último año no hemos tenido que lamentar ninguna baja por la muerte de ninguno de nuestros socios, lo cual es de agradecer el no tener que dedicarles este artículo.

Voy a dedicárselo a Daniel Gimeno Romero. Un chaval de Alcalá de Henares pero de raíces navarras, de 27 años de edad y aficionado a nuestra Fiesta Nacional, que se dejó la vida practicando una de sus grandes aficiones, correr los encierros de San Fermín.

Daniel Gimeno murió la mañana del día 10 de julio, en el cuarto encierro de los Sanfermines, tras ser empitonado en el cuello por un toro de la ganadería de Jandilla, que fue, además, el más peligroso y accidentado de los encierros de este año.

Daniel Gimeno ha sido la víctima mortal número quince de los encierros de Pamplona, desde que en el año 1924 se contabilizara el primer fallecido. La anterior víctima mortal se había registrado en el año 2003, pero no fue por una cornada, sino por un golpe en la cabeza.

Daniel Gimeno se encontraba en el tramo de Telefónica cuando un toro colorado de 515 kilos y de nombre “Capuchino”, le envistió y le empitonó en el cuello proporcionándole heridas, que el medico jefe de Urgencias del Hospital de Navarra, las calificó de “incompatibles con la vida”.

Daniel tenía una gran afición por los encierros de San Fermín y ya había participado en ellos en varias ocasiones. Parte de su familia era de Pamplona y tenía mucha afición por los encierros desde su infancia.

Vaya por él este Brindis y nuestro pesar que trasladamos a toda su familia y amigos.

También quiero hacer mención al bonito gesto del torero granadino “El Fandi” por el brindis tan emocionante que hizo al Cielo en memoria de Daniel Gimeno antes de dar muerte al toro “Capuchino” que le tocó en suerte lidiar.

Va por ti.

MARCOS FERNÁNDEZ ARIAS