BRINDIS AL CIELO
   

     Amigos socios, aficionados y lectores de la revista “Tendido Cero”, como vengo haciendo desde la primera edición de esta revista en el año 2001, no es para mí ningún placer escribir este artículo dedicado a los Señores Socios de esta Peña que desgraciadamente se nos fueron para siempre. Pero tengo que tenerlos presentes porque todos ellos, cada cual a su manera, han contribuido a la buena marcha de esta Peña Taurina. Estoy seguro de que ellos en su corazón también se han llevado la satisfacción de tantos días de convivencia entre las diferentes personas que componemos la familia taurina en Huéscar.

Quiero pedir disculpas si los nervios me traicionan y cometo algún error en la redacción de este artículo.

En esta ocasión han sido cuatro los socios que por unas causas u otras se nos fueron para siempre.

El primero fue Eufemio Carbonell López que ha sido socio desde prácticamente la fundación de esta Peña.

El segundo fue José Beteta Castillo el cual nos dejó inesperadamente por esas enfermedades tan rápidas y difíciles de curar.

El tercer socio en dejarnos fue Juan Moreno, hermano del matador de toros Andrés Moreno e hijo de Domiciano Moreno que también fue socio de esta Peña y gran aficionado a la fiesta de los toros. Desgraciadamente a Domiciano también tuve que recordarlo en un número anterior de nuestra revista

Por último nos dejó Antonio Parra de la Fuente. Antonio ha sido buen amigo mío. Con él he pasado muchos ratos contando anécdotas y chistes al mismo tiempo que tomábamos unos chatos de vino en el bar La Universidad.

Para todos ellos mi más respetuoso recuerdo. D.E.P.

Va por vosotros.

MARCOS FERNÁNDEZ ARIAS