¡HASTA SIEMPRE, MAESTRO!

 

JUAN MIGUEL ALONSO FERNÁNDEZ
 

 

 

 

El día 18 de octubre de 2001 impartió

el Primer Pregón Taurino.

 Mientras se realizaban los últimos retoques de esta revista, nos llegó la nefasta noticia de la muerte del Maestro Manolo Carra, un fallecimiento no esperado de un gran torero y además de una excelente persona.

El torero de Castril fue un gran amigo y colaborador de este Peña Cultural Taurina Tendido Cero de Huéscar, fue pregonero en el año 2001 y recibió el año pasado la insignia de Oro y Brillantes, máximo galardón de esta Peña.

Hemos tenido la suerte de poder reproducir en la revista de este año el que, suponemos, ha sido el último escrito de su vida, un artículo que nos refleja su personalidad, hecho desde el corazón, con razonamiento, pensado y sobre todo opinando, pero dejando abierta de par en par sitio a los que no comparten su forma de ver. Así era Manolo Carra, un señor donde los haya.

No pudo lidiar este último toro, aunque él tenía muchas esperanzas en que sí, la muerte le ha llegado producto de su profesión, del toro. Una transfusión de sangre tras una cornada en la Plaza de Toros de Granada, le produjo una hepatitis que dejó maltrecho su hígado. Aunque se recuperó, el mal estaba ahí y, en el mes de Enero, dio la cara. Loable también cómo ha llevado su enfermedad, siempre que le preguntabas por su salud, contestaba: “recuperándome bien”, quitando importancia y transmitiendo tranquilidad a Carmen, a sus familiares y a todos sus amigos y conocidos.

Vamos a echarlo de menos, de pronto ya lo estamos, ha dejado muchos y muy buenos recuerdos tanto en el ruedo, como fuera de él.

Descanse en Paz el torero.

El día 19 de octubre de 2013 recibió

la Insignia de Oro y Brillantes.